Niveles de dificultad

Las dificultades de las rutas se determinan por una serie de parámetros, donde se valora el desnivel, la longitud y el tipo de terreno. Los niveles de dificultad han sido calculados para personas sanas y sin ninguna experiencia previa en actividades al aire libre y de montaña.

Nivel de dificultad: Baja

- Tiempo: De 3 a 5 horas

 

- Recorrido: De 5 a 11 km

 

- Desnivel: Hasta 350 metros en positivo

 

- Exigencia física: Baja

Nivel de dificultad: Moderada

- Tiempo: De 5 a 8 horas

 

- Recorrido: De 10 a 15 km

 

- Desnivel: De 350 metros a 600 metros en positivo

 

- Exigencia física: Media

Nivel de dificultad: Gran exigencia

- Tiempo: Más de 8 horas

 

- Recorrido: Más de 15 km

 

- Desnivel: Más de 600 metros en positivo

 

- Exigencia física: Alta